Navidades sin Estrés: Relájate y Disfruta

No cabe duda que salir de compras en la época navideña puede significar todo un dolorde cabeza. A pesar de que se supone que tiene que haber un sentimiento increíble defelicidad donde debemos mirar hacia dentro, sentir la calma y la paz y disfrutar de la luzinterior de cada uno, a nadie le quita el hecho de que realmente, sobre todo a la hora dehacer compras, Navidad puede causar muchísimo estrés.

Desde ir de compras a los grandes almacenes, hasta buscar ese regalo difícil para lapersona que realmente a lo mejor todavía no conocemos bien, pasando por la comprade la comida y los adornos navideños que tenemos que poner en casa, la Navidadse les puede hacer un mundo a muchos. No es de extrañar que mucha gente se vayade vacaciones a sitios perdidos de calor que les recuerda poco a la época festivapuesto que lo que buscan es una calma y una paz real, que la Navidad puede que node. Desgraciadamente se ha convertido en una época completamente bañada por elconsumismo, donde gastar y gastar más es “sinónimo de felicidad”. No parece que noscontentemos con pocos regalos, y además buscamos todo el rato cosas más caras parasatisfacer esa “paz interior”. Quizá unas vacaciones sea lo mejor si es que vamos a estarpasando mucho estrés en esta época en la que tenemos que estar tranquilos y ademáspensar en los demás antes que en nosotros mismos.

Si lo que te estresa este año es que no tienes mucho dinero para los regalos o ladecoración, piensa en ideas para ahorrar un poco como hacer adornos navideños caseroso ir en la época de rebajas en la que todo será muchísimo más barato. Las empresastambién pueden intentar acercarse a los clientes sin que el dinero sea lo más importanteo el negocio que hagan con ellos: unas frases corporativas de Navidad bien pensadas ycon el corazón llegarán mucho más profundo y tendrán un gran sentido en esta época tandistinta del año.
Así que no te desanimes y empieza la Navidad con ganas y empeño. Si ves que se te hacemucho, pues cógete unos días de vacaciones, relájate y disfruta. Y si no está todo perfectoen casa en cuanto a la decoración se refiere, acuérdate que lo más importante es pasar unbuen rato con la familia y con los amigos. La decoración, a fin de cuentas, se olvida, peroel amor que llevamos en el corazón por nuestros seres queridos no.